7 trucos para triunfar en el mundo de las redes sociales

Parece fácil, hoy en día prácticamente todo el mundo utiliza por lo menos una red social: comprueba a diario su cuenta en Facebook, tuitea noticias curiosas o pinea fotografías, por ejemplo. Pero, si tienes un negocio y quieres utilizar el universo Social Media para darte a conocer y para que te de beneficios tienes que hacer mucho más que eso.

Antes de nada, hay que recordar tres cosas muy importantes: 1. las redes sociales no son gratuitas (te tomarán tiempo y muchas veces dinero), 2. casi nunca dan resultados inmediatos (sé paciente) y 3. no sirven para esconder un producto o un servicio malo (pero sí te darán la voz de alerta si alguno de tus productos o servicios no está funcionando correctamente).

Escucha y después habla

Tus potenciales clientes están deseando que alguien atienda a sus sugerencias y a sus quejas. No es algo fácil, hay que saber escuchar y estar pendiente siempre de lo que la gente dice sobre tu marca y sobre tus productos, para que el cliente  se sienta asistido y mimado.

Contesta (siempre y a todos)

El 60% de la grandes empresas no suele contestar a los mensajes de Facebook, Twitter o de otras redes sociales. Si contestas a tu público, partes con ventaja.

No elimines nunca un mensaje de un cliente enfadado que no satisfecho con tu servicio. Al contrario, utiliza esta oportunidad para demostrar que te has equivocado y que estás haciendo todo lo posible para arreglarlo. Los únicos textos que se deberían eliminar son aquellos vulgares y que no aportan nada, ni a ti ni a tus clientes.

Cada vez que contestes, intenta hacerlo en nombre de tu marca, da igual si utilizas un tono divertido, serio, irónico, lo importante es que esté de acuerdo con la línea de comunicación de tu negocio.

No estás vendiendo algo, estás interactuando

Está comprobado que las redes sociales tienen mucho más poder y efectividad cuando son utilizadas para contar alguna historia y no cuando simplemente sirven para promocionar un producto o vender un servicio.

Aunque todos sabemos que detrás de la cuenta de Twitter de una empresa la verdadera intención es vender, hay que pensar bien cómo se usa. Muchas veces una buena estrategia de marketing de contenidos y el uso atento de las redes sociales puede ser la clave para nuestro éxito.

Sé tú mismo

Cuanto más auténticos seamos en las redes sociales, más negocios conseguiremos hacer. Está claro que la sinceridad y la espontaneidad son claves en una buena estrategia en Social Media.

Anúnciate (mejor)

Utiliza tu cuenta de Facebook para llegar a tus potenciales clientes y para conseguir leads, que después se traducirán en un aumento de las ventas.

En esta red social puedes saber mucho de tus seguidores, lo que hacen, dónde trabajan y asegurarte que estás enfoncándote en el target de tu marca.

Ofrece algo a tus seguidores

Ofrece buen contenido: webinarios, artículos, vídeos y whitepapers. No tengas reparos para difundir contenido de calidad a través de las redes sociales; ábrete y comparte tus conocimientos.

Los usuarios te empezarán a considerar una persona influyente y experta en tu campo de trabajo y recurrirán a ti si necesitan profundizar en ello. Se convertirán en seguidores, pasarán a ser clientes y, si están muy satisfechos, serán evangelizadores de tu marca.

Sé agradecido

En cada mensaje o tuit que envías no olvides dar las gracias a tus seguidores, cuando haya que hacerlo. Está comprobado que la mayoría de los clientes que reciben las gracias por parte de una empresa volverán a utilizar sus productos.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Se te ocurre alguno más?

Compartir

Twitter | Facebook | LinkedIn | Google+

Sobre el autor

Periodista apasionada por el mundo digital, experta en generación de contenido y community management.

Escribe un comentario